Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar

Noticias Carlos Ruiz Zafón

The Prisoner of Heaven, by Carlos Ruiz Zafon
06-08-2012

It’s surprising to learn that Carlos Ruiz Zafon, of all people, uses a Kindle. In the world created by this internationally bestselling Spanish writer, book lovers are heroes and rare books the greatest treasures of all.

The Prisoner of Heaven” is Zafon’s third novel set around Sempere & Sons bookstore and the Cemetery of Forgotten Books, a fabled repository in Barcelona where people are allowed to choose one volume in their lifetime. Oh, you could digitize all those rare editions, but where’s the drama in that?

Zafon claims you don’t have to read his books in chronological order, but “The Prisoner of Heaven” would be a confusing place to start. This slender novel provides some answers to what happened to David Martin, the writer who made a Faustian bargain in “The Angel’s Game” (2009), and to the mother of Daniel, the young hero in “The Shadow of the Wind” (2004).

Each of the novels in this series revolves around a particular rare book. This time, “The Count of Monte Cristo” gets pride of place. Several key plot points parallel Dumas’s classic of wrongful imprisonment and revenge.

It’s Christmas 1957, and customers are scarce at Sempere & Sons; bills are coming due. But then a man with a porcelain hand enters the store and buys the most expensive book, an edition of “The Count of Monte Cristo.” He inscribes it: “For Fermin Romero de Torres, who came back from among the dead and holds the key to the future.”

(...)

Noticia publicada en: www.washingtonpost.com
vota esta noticia
enviar a
El Prisionero del Cielo: Una dura historia de navidad para el verano
06-08-2012

Aunque la historia de 'El Prisionero del Cielo' comienza en Navidad, es una buena lectura para el verano. No porque el argumento refresque el ambiente, sino porque Carlos Ruiz Zafón nos puede hacer viajar de una mejor manera en verano, cuando se está más relajado, por su laberíntico mundo de espionaje, traición, venganza y amor.

'El Prisionero del Cielo' es la tercera y penúltima entrega de una tetralogía que empezó con ‘La Sombra del Viento’ y que hizo de 'El Juego del Ángel' su segunda novela, aunque se pueden leer en el orden que cada uno prefiera. Aunque todavía queda una obra para completar la historia, el universo de Carlos Ruiz Zafón se encuentra asentado de forma definitiva entre todos los aficionados a su forma de escribir o de argumentar su propio mundo. Todo aquel que se sumergiera hace unos años en 'La Sombra del Viento' se acuerda del cementerio de los libros olvidados, de Julián Carax, y de las intrigas de un adolescente Daniel Sempere que nos zambulle en la Barcelona de la posguerra y nos presenta a un personaje sin igual: Fermín Romero de Torres.
 
Ruiz Zafón, al igual que Daniel Sempere, crece en esta tercera novela para ofrecernos una trama más rica y con muchos más vericuetos que los que se podían adivinar en 'La Sombra del Viento'. Muy lejos le han quedado al autor novelas como ‘Luces de Septiembre’, donde reflejaba la historia de una pareja adolescente que sin embargo dejaba ver la punta del iceberg del misterio y la intriga que podían destilar sus obras. En 'El Prisionero del Cielo', Ruiz Zafón se mete de lleno en la vida y obra del genio y figura Fermín Romero de Torres, sin olvidar y dejar de lado al protagonista transversal de la tetralogía: el aún joven Sempere. El autor se sumerge esta vez en la historia de una manera dura, sin remiendos, contando la experiencia de un hombre en los imposibles años de la guerra y la posguerra, de su relación con un poder casposo, deshumanizado y ruín de aquellos años. En este libro se habla de la muerte, de la suerte, del amor por supuesto y de literatura. Una suerte de lectura si lo que se desea es devorar 384 páginas en un solo día o en dos como máximo. Ruiz Zafón puede permitirse ese lujo: enredar con una historia humana que nos descubrirá la esencia de Fermín Romero de Torres, personaje también transversal y que promete tener una importancia fundamental de cara al final de la historia.
 
'El Prisionero del Cielo' relata así la vida de un hombre, pero también cuenta la mezquindad que arrojaron los días grises y de frío de la posguerra, independientemente de la estación donde se desarrolle la historia, dejando ver las heridas que se abrieron en unos años en los que sobrevivir era una tarea tan ardua como real. La tercera entrega deja ver la calidad de un autor que sabe cómo entretener y de qué manera deshilachar una historia que dejará ver su final en la cuarta y última entrega de la serie.
 
(...)
 
Noticia publicada en: www.ideal.es
vota esta noticia
enviar a